El Espartano

Jorge Macchi en el MNBA, entrevista

Volver
25.04.2016

El Museo Nacional de Bellas Artes presenta “La noche de los museos”, una instalación inédita de Jorge Macchi, realizada con la colaboración de El Espartano.

Inaugurada el 15 de abril, La noche de los museos es una instalación site-specific realizada por el artista argentino Jorge Macchi para la sala Bemberg del Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires en el marco de “Perspectiva”, la primera exposición retrospectiva del artista en el país, que se realiza simultáneamente en el Museo de Arte Latinoamericano (MALBA) y en la Universidad Torcuato Di Tella.

MNBA

Al ingresar a la sala, el espectador se encuentra con una alfombra de grandes dimensiones sobre la cual yacen cuatro spots que parecieran haberse caído del techo y destruido. Curiosamente, los cuatro fragmentos iluminados que hubieran generado estos spots sobre la alfombra son lo único que permanece visible de la trama, mientras que el resto parece haberse desvanecido, llevando al espectador a reflexionar sobre la significación y poder materializador de la luz, una de la cuestiones centrales de la obra de Macchi.

MNBA-detalle

Esta alfombra de unos 7 x 6 metros fue especialmente desarrollada por El Espartano en conjunto con el artista, luego de meses de investigación, utilizando un sofisticado sistema de tejido digital y una veintena de colores de lana meticulosamente combinados para lograr los complejos efectos de esfumado de la trama.

La noche de los museos es la segunda colaboración entre la empresa y el artista quienes en 2015 ya habían trabajado juntos en la producción de una alfombra más pequeña y con un motivo más simple, para su muestra Lampo, que tuvo lugar en la galería NC-arte de Bogotá, Colombia.

08

La idea

“Desde la elaboración de la primera alfombra para la obra Homesick home que se expuso en Bogotá”, nos cuenta Macchi, “estaba tentado por la posibilidad de hacer un diseño más complejo, que incorporara un color más, y también por la posibilidad de trabajar un tamaño más grande para incluir más de una mancha de luz. La sala Bemberg del Bellas Artes, con su iluminación que dibuja círculos de luz en las paredes y con una dimensión aproximada de 9 x 10 metros, me pareció la situación ideal para emprender este proyecto de mayor complejidad. Pero si Homesick home tenía una referencia muy íntima y hogareña, en La noche de los museos se abre al espacio institucional aunque sobrevive la referencia a un accidente como origen de las manchas de luz en la alfombra.”

Proceso-Bastidor

Proceso-Hilos

El diseño

“Siempre me gustaron esas tramas que semejan cubos superpuestos: es obviamente una textura visual, pero al mismo tiempo, crea una ilusión espacial. La elección del rojo y el negro me permitía trabajar con dos gradaciones de color diferentes para cada caso: el negro impone una gradación más abrupta que la gradación del rojo para alcanzar el color natural de la lana.”

Proceso-Bastidor-Doble-2

El proceso

“El proceso de elaboración de esta segunda pieza fue radicalmente diferente de la primera alfombra que hicimos con El Espartano”, explica Macchi. “En aquel caso, la técnica fue manual y tuvo los defectos y las virtudes de la manufactura. Esta pieza, en cambio, fue pensada desde un principio para hacerse de manera automatizada a partir de un archivo digital. Entonces tuvimos que hacer muchas pruebas sobre todo destinadas a eliminar saltos en la gradación de los colores. Otro punto difícil de esta segunda versión fue la imposibilidad de verla totalmente armada antes de la colocación en el museo: debido a sus dimensiones, la alfombra se hizo en tres partes que luego se unieron en la sala. Este proyecto me tienta a seguir trabajando en este soporte en el sentido de seguir complejizando el motivo sobre todo con la inclusión de más colores.”

Proceso-Robot-Doble

La muestra

“En su intervención, la irrupción de lo inesperado altera el orden habitual del Museo”, explica Andrés Duprat, Director del MNBA. “La cuestión en La noche de los museos -inquietante título que refiere a un tiempo desacostumbrado en ese tipo de sitios- es la luz, su percepción y su poder de codificación de las imágenes, que opera en la economía visual de Macchi para presentar lo visible como real.”

“La instalación posee algo de ficción cinematográfica: es una escena ya comenzada, e incluso, podríamos decir, concluida. Lo importante, lo que funda la trama y concede sentidos a los eventos que habrían tenido lugar en la sala, ya sucedió, y no hubo testigos. Los espectadores llegamos tarde y debemos contentarnos con las consecuencias del acto central. Como en las buenas películas, Macchi evita el momento del clímax; sabe que un sutil corrimiento que suscite nuestra imaginación potencia la escena al infinito. Nada más incitante que lo sugerido, o apenas percibido.”

“La noche de los museos” se exhibirá en la sala 27 del Museo Nacional de Bellas Artes (Av. Del Libertador 1473, Buenos Aires), y podrá visitarse del hasta 31 de julio. Entrada libre y gratuita.

i
  • Subscribite a nuestro Newsletter:

  • © 2013 El Espartano. All Rights Reserved. Designed with joy by DHNN (design has no name)